domingo, 8 de junio de 2008

Marketing de biblioteca

En época de exámenes, haga buen tiempo o llueva a jarros, la verdad es que cada vez más gente se anima a salir a estudiar a las bibliotecas públicas o de sus respectivas universidades. El tema es que con el montón de "opciones disponibles" en casa es muy fácil distraerse: TV, ordenador, Internet, videoconsolas, música y hasta barrer el salón o recoger la habitación. Por el momento no se ha descubierto la hormona que descubra placer en más de un mes de encierro para el estudio, así que las bibliotecas se proponen facilitar el acercamiento de los estudiantes a éstas.

Amplitud de turnos, biblitecas 24 horas que funcionan como un after, rotando turnos: si tu rendimiento es mejor por la noche, puedes acercarte a la biblioteca a las 2 de la mañana, pero llama antes a algún amigo porque puede ser que no haya sitio y tengas que reservar. No puedes faltar más de 45 minutos de tu sitio o pueden ocupártelo. Luego están las bebidas energéticas, época en la que se aprovecha para poner dispensadores y venderlas más caras.

Se me han ocurrido este par de tonterías el domingo por la mañana, pero es que ayer me indigné en la biblioteca...

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.