viernes, 22 de agosto de 2008

La ciudad viva


Me da envidia a veces cuando pienso en Nueva York, la ciudad que nunca para. Que siempre está viva. Y vive porque la actividad comercial está viva. Pero bueno la gente de otras ciudades como Madrid o pueblos como Potes también está viva. Sólo que duerme. No compra.


Ah, comprar. ¿Sinónimo de estar vivo? No lo se, a veces creo que ese el el baremo. Consumes, luego existes. Y esto no es mio...

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.