sábado, 3 de enero de 2009

Es que me siento a ver la tele y no me reconozco

Que no voy a descubrirle el mundo a nadie está claro. Pero es que es triste. Muy triste. Extremadamente triste tener una televisión en este país tan mala. Será que trabajo muchas horas y mi horario coincide con los malos programas, pero pocas son las alegrías innovadoras que nos da este electrodoméstico que un día pretendió ser uno más en la familia. Quizás Pekis Express se salve este año, o Cuéntame, que es mi debilidad (lo reconozco, ahi no soy objetiva); pero prefiero centrarme más en los fracasos, que siempre vienen antes a mi mente: OT, GH, HKM, y demás programas, concursos y secuelas que dan pena. Es que me siento enfrente de la caja tonta con el mando en la mano y yo, experta en zapping desde muy temprana edad, me veo incapaz de recuperar algo decente entre todos los canales de la TDT.
Imagina lo siguiente:
-un fin de semana solo en casa, tus compañeros de piso se van y estás sólo
-en tu ciudad no quedan amigos asi que nadie podrá visitarte
-saldrías a la calle, de rebajas, pero has decidido que, por probar, te quedarás el fin de semana completo metido en casa
-...
-la tele y tú, solos...
A ver lo que tardas en decidir que:
1. Te vas a comprar una consola
2. Tienes que hacer nuevos amigos o buscarte un novio que te quiera mucho

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.