domingo, 22 de noviembre de 2009

Movilización por el campo


Es complicado movilizar a ciertos sectores que tradicionalmente lo único que hacen es trabajar y en ocasiones, subsistir. Ganadería y agricultura son claros ejemplos de ellos. Por eso, ayer se me pusieron los pelos de punta al introducirme entre la gente en la manifestación por la madrileña calle de Alcalá.

Los ganaderos comentaban el precio por el que venden la carne: ¡no ha aumentado en más de 20 años! Y alguien ajeno puede preguntarse entonces, ¿de qué viven? De subvenciones. Más bien malviven, por que si la UE da primas para que ganadería y agricultura sobrevivan, no lo hace para que sean competitiva a nivel internacional. Todos sabemos que hay ciertos intereses a quienes les conviene, no me preguntéis por qué, que el campo muera y que los pueblos queden como reservas naturales mientras queden sólo terratenientes con grandes terrenos, que emplean mano de obra barata y que viven de las primas, sin importarles en ocasiones el estado de sus reses. Es complicado más aun en algunas regiones, como Cantabria, donde la política agraria y ganadera directamente ataca al ganadero, lo llena de ataduras, papeleos y trabas para hacer bien su trabajo. Ponen a prueba el método ensayo y error y da la sensación de incompetencia que tanto se deja ver por todos lados.

Me da pena que nadie se de cuenta de ello y espero que con la movilización de estos últimos dos días, alguien en el Gobierno haga su trabajo para mejorar las condiciones de ganaderos y agricultores. Más de 500.000 personas se encargaron de decírselo. Sería delito no reaccionar. También sería delito no investigar por qué pago por un filete más de 10 veces más de lo que pagaría por él al ganadero, ¿quién se está quedando la diferencia?

LA GANADERÍA NO QUIERE VIVIR DE SUBVENCIONES. QUIERE VIVIR DE SU GANADO, DE SU TRABAJO

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.