lunes, 19 de julio de 2010

No pienso hablar del mundial, pero si de Tita y Lomana

Lo digo en serio. Lo del Mundial ha sido cansino. Especial, único y grandioso, eso sí. Y romántico. Uyyy muy romántico, ese beso de Iker y Sara. Ainssss.

Pero estamos con otra cosa. la primera es la vida de Tita. Por que yo lo que quiero es hablar de dos señoras, las dos Cármenes, de estas que ya no quedan pero que han amasado grandes fortunas gracias... al amor.

  • Carmen Cervera se casa con un varón y se convierte en Tita, la madrisima.

  • Carmen Lomana enviuda de un industrial chileno y hereda más de 1000 patentes y empresas y se convierte en Lomana, la fashion.
Estoy viendo ahora un programa en la tres y alucino (¿Se sigue diciendo "la tres"), de repente aparecen mensajes de un tal Kevin, amante y chófer de Blanca Cuesta, donde habla de la entrepierna de la susodicha como si fuesen sus bellos ojos, y todo esto mientras se supone, que el esposisimo está planificando la boda de ambos.


 


Pero veo como Tita, la madrisima, defiende los pantalones de su único hijo para intentar abrirle los ojos y afilarle los cuernos. Impresionante, directa y más clara que el Agua de Solares. Si, la admiro. (Seguro que al final ella tiene razón)

Y luego recuerdo cómo Lomana, esa gran y estilosa señora, cuenta que no tiene un armario de ropa, sino habitaciones (o eso dice mi compañera de piso), cómo se cuela con glamour en fiestas donde dice que está invitada aunque sea mentira y luego le roba protagonismo a los anfitriones.
Otra a la que admiro. (Si, tiene un par)

En fin, señoras al poder. ¡Ole!

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.