viernes, 10 de septiembre de 2010

La Fashion Night Out de VOGUE

Uno de esos eventos donde yo, que soy muy de convocatoria multitudinaria, me lo paso pipa. Ayer noche (de 20.00 a 00.00) se celebraba en Madrid la Fashion Night Out de Vogue. Cientos de tiendas de toda la ciudad abrían sus puertas, bajaban sus precios y convidaban a bebidas a sus clientes & visitantes. No es la primera edición y tampoco será la última, pero como para mí lo era, os cuento cuál fue mi plan.

Convencí/lié/animé a una amiga para que hiciese conmigo la ruta de Uno de 50, vista desde fuera parecía una frikada pero yo pensaba, por Dios, ¿te regalan una pulsera de la marca si eres una de las 50 primeras en pasar por sus tres tiendas de Madrid? Fuencarral, Ayala y Jorge Juan no me parecían un obstáculo importante. Así que nos animamos, desde el trabajo intentamos planificar un camino a seguir por la noche, solo cuatro horas y demasiadas tiendas que ver, prendas y estilos que admirar, gente cool, famosillos y famosetes, modelos, DJs, regalitos y cócteles de los ricos, mmmmm, la noche prometía así que yo, decidí NO IR EN TACONES. (Acierto).

Algunos clientes de Edelman tenían barras en tiendas así que a alguna amiga le tocaba currar y a mí, visita obligada, of course. Hendrick’s, Glenfiddich, Cointreau o Disaronno estaban presentes en tiendas como la Martina, El Ganso, joyería Nicol’s, Lauren-Escada, Karen Millen o David Delfín. Nosotras, fans de Hendrick’s hasta la muerte, tras la ruta hacia la tienda de UNO DE 50 y conseguir nuestra pulsera (¡si, estuvimos entre las 20 primeras!) nos acercamos a El Ganso (cruzar la calle) y vivir el ambiente más british con un cóctel en la mano. Se me olvidaba, las mujeres de rojo de Carolina Herrera que ayer, uñas y labios color pasión se acercaron a la tienda, no pudieron llevarse su regalito porque oh sorpresa, se agotó casi al instante. Es una pena porque este tipo de eventos son los que dejan un recuerdo en la mente del consumidor, por ahorrarse unas pelillas las marcas agotan demasiado rápido sus existencias y aunque sea una marca para unos pocos, no olvidemos que anoche, muchas les consideraron unos cutres. Y no lo digo yo, que jamás de los jamases me he comprado nada ahí.
Casi todas las tiendas tenían la misma imagen, alfombra roja en la entrada y buena música, gente mona y colas al lado de la barra, vi mucha gente con bolsas, luego los descuentos han tenido su efecto y regalaban flores perfumadas y globos por doquier. ¿Para el año que viene? Volveré por su puesto, creo que mejor planificada y sabiendo qué hay en cada tienda, cuando son sus sorteos y qué cócteles llevarán. Ah otra tienda que me dejó en el sitio, Delitto e Castigo que tras hacer una cola de media hora por un gintonic de Bombay Saphire no ns quieren dar la copa porque no nos han visto entrar en la tienda (nadie de nuestra cola había entrado) puesto que la puerta estaba al otro lado de la calle y finalmente nos fuimos a la tienda de al lado, donde eran mucho más amables y tenían Santa teresa, buen cambio. Y fuera los cutres que se creen lo más en moda y luego tienen a cocteleros bordes y que se olvidan de que el sentido de la fiesta es otro.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.