lunes, 10 de enero de 2011

El fin del mundo y El Corte Inglés

Hoy mi amiga Vero me ha recordado el viaje del pasado verano a México, a la cultura maya y a esa historia increíble. Los mayas, entre otras muchas particularidades, tenían su propio calendario. En él anunciaron un gran cambio en el mundo para el próximo año: 2012. El gran cambio consistía en el fin de la humanidad como la conocemos, no sabemos si se acabará el mundo o nos volveremos tan conservadores gracias a los varapalos de la crisis que nos convertiremos en una nueva especie: el homo ahorrabilis.


El caso es que no queda nada para 2012 y aqui donde me ves, ya estoy buscando vuelos para conocer Londres (ya, aun no lo conozco, raro raro), ofertas para ir a esquiar e incluso destinos para las vacaciones del verano. Estoy haciendo planes con mis amigas y escribiendo mails a las que tengo lejos, busco recuerdos entre mis cosas e intento valorar mucho más lo mucho que tengo. Te recomiendo hacer este ejercicio de vez en cuando. A veces se te escapa una sonrisa.

La otra cara de la moneda, la que nos hace reflexionar sobre la suerte que tienes, es la de las rebajas. Si, así donde lo lees.
He salido tan sólo un par de días de rebajas y he visto las cosas más feas, las caras más largas y las dependientas y los dependientos más estúpidos y amargados del mundo. El Corte Inglés se ha superado. Como muy bien decía una señora: "El Corte Inglés ya no es lo que era, ya ni siquiera buscan chicas educadas". Toma. Había ido sólo a comprar los regalos de Reyes pero fue una experiencia muy desagradable, empezando porque en el H&M de Principe Pío habían vomitado en los probadores (imagino que del estrés) y olía fatal toda la planta, hubo don intentos de robo y uno que al final se llevó a cabo con el método del "tirón".

Las dependientas de El Corte Inglés te dicen que van a por algo pero se olvidan y les ves atentiendo a otra clienta. O dicen que van a por una bolsa más grande y les ves hablando con su compañera de sección. Y hasta escribiendo mensajes ¡en su móvil móvil!.

El dependiente de Hugo Boss le dijo a una señora en mi cara, cuando me tocaba a mi: "como no hay nadie te voy atendiendo" ¿Cómo? ¿Que vas atendiendo a la señora porque yo quiero que me devuelvas el dinero y eso no es "comprar"? ¿Y los dos que has atendido antes de mi por este mismo motivo? Rastreros de pacotilla, ¿ya no vais a comisión o qué? ¿Han despedido al de recursos humanos de El Corte Inglés y ahora nadie se encarga de formaros y serviros de guía y mentor? Malditos bastardos maleducados.
Ahora me gustaría recomendar a estas dependientas de El Corte Inglés (y de Blanco, de Zara, etc) que piensen en los mayas, que eran muy listos y pensaban que el mundo terminaría en 2012. Que aprovechaban mucho más el tiempo y aunque sacrificaban a los más listos y deformaban a los más guapos (literalmente) hay mucho que aprender de esta cultura. Vivían menos años pero más intensamente. Y esto es lo que tienen que hacer los dependientes de las tiendas en rebajas. 


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.