jueves, 27 de enero de 2011

Ley Sinde y el cansino aburrimiento

La dimisión de Alex de la Iglesia, la ley Sinde y el saber cuidar el producto

Dice "El País" en su portada de hoy que la ministra de Cultura quiere impedir que don Alex de la Iglesia presida la gala de los Goya.

El Sr. de la Iglesia anunció que dimitía pero que no lo hacía efectivo hasta después de los Goya para no influir en la gala (¿para eso no hubiera sido mejor ocultar sus intenciones? ahora todos hablarán de eso), pero no deja de ser curioso que el Sr. de la Iglesia pase a ser el "apestado" de Cultura con todo lo que había defendido la "Ley Sinde" hasta su modificación, como por ejemplo en la SER.

No me gustan los linchamientos en la red ya sea a la ESGAE, a Ramoncín, a Alejandro Sanz o a Alex de la Iglesia, aunque se pueda discrepar de ello. Me temo que soy usuario de "divxonline", lo fui de "seriesyonkis" y, sobre todo lo soy de series que hay en el "youtube" (no sé si ahora la Sra. Sinde me podrá trincar por decirlo). Creo que nunca me he bajado nada de cine español. A mí las webs con contenidos online me permiten ver cosas que no están disponibles y de las que sido siempre aficionado: de los animes.

Este producto ha sido maltratado por sistema. Primero se dieron demasiados casos en los que responsables de distribución, supervisión, adaptación... etc., no cuidaron unos mínimos de calidad, pensando únicamente en el factor-tiempo, y luego - cuando parecía que se iba a superar ese primer problema - llegó algo peor: el desprecio general a toda una industria colgándoles un sambenito sólo aplicable a casos aislados. Se ha discriminado toda serie de animación que no entre dentro de lo "ñoñamente correcto" (mientras la TV se llenaba de basura en todos los demás géneros), los han erradicado de las generalistas y las pocas emitidas en abierto lo fueron a horarios intolerables ("Bleach" a las tres de la madrugada en Cuatro o Bobobo a las seis de la mañana en Telemadrid por poner dos ejemplos). Si los responsables de una industria o su distribución, maltratan su propio producto no merecen ser titulares del mismo y sus usuarios tendremos que recurrir a otras alternativas para poder verlos, en este caso Internet ¿esto molesta a alguien? ¡pues que lo hubieran cuidado mejor!.

No sé si esto es extrapolable al tema de las películas de cines, pero si lo fuera, tendría que dar razón a los detractores de la ley. La mejor forma de combatir la piratería, a mi juicio, es mejorar el trato al producto ¿o acaso no hay series españolas que son un éxito absoluto en audiencia a pesar de estar disponibles en Internet?

Fuente: El Buitre Mediático, de Intereconomía

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.