viernes, 25 de noviembre de 2011

La City londinense

Sería una egoísta si no compartiera con el mundo todo lo que estoy viendo, aprendiendo y disfrutando estos meses. Londres es una ciudad de la que esperaba muchas cosas: en algunos aspectos me ha sorprendido, también me ha decepcionado en ocasiones y en otras, tras tres meses, me hace sentir admiración y entender por qué si, por qué Londres es uno de los motores económico-financieros mundiales. Por qué no han querido adherirse al euro. Por qué el inglés es el idioma de los negocios a nivel planetario. Por qué aqui se mueve todo, se sabe todo y se decide todo antes de que llegue al común de los mortales.

Llevaba tiempo oyendo hablar de La City, antes de venirme incluso, pero yo pues como quien oye llover, ¿es qué parada está eso? Preguntaba yo ingenua. La Square Mile chica, no es algo para ir a visitar, aunque también tiene atracciones turísticas, tiene policia y gobierno propio, su lema es "Señor, dirígenos" y cuentan hasta la reina tuvo que irse -esto no lo entendí muy bien- tiene sólo 9.000 habitantes pero alli trabajan más de 300.000 de los mejores profesionales del mundo en cada área.

Y este fin de semana me toca ruta. A la vuelta te cuento, en secreto, qué me ha parecido a mi la tal City.

Continua...

Pocos días después ElMundo.es publicaba esto:

Bienvenidos a la City, el 'feudo' sin alma de las finanzas.

"Todo en la City desprende secretismo, ocultamiento y misterio, como si una invisible burbuja la aislara del mundo e impidiera a toda costa que el sol ilumine sus conspicuos callejones. Tal vez por eso David Cameron rompió la baraja en la última cumbre europea y se negó a aceptar las regulaciones que quiere imponer la UE para defender los derechos de la City, uno de los mayores centros financieros del mundo, y que supone un 10% del PIB británico.



"La City es como un estado autónomo dentro de nuestras fronteras , en una posición ideal para lavar el dinero de los oligarcas, de los cleptócratas, de los gángsters y de los barones de la droga", escribe George Monbiot, en uno de los artículos más demoledores contra "el corazón oscuro de Gran Bretaña".







No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.