miércoles, 30 de mayo de 2012

¡Match.com funciona!

No es que desconfíe de los portales de citas online pero como nunca había conocido a nadie que hubiera encontrado el amor así -excepto a mi antigua office manager- pues me costaba hacerme una idea. Pero si. Funciona. ¡Y tengo pruebas!

En mi dia off mientras tomaba el sol en el Bishops Park y hacía tiempo leyendo The Hunger Games antes de quedar con Craig en Westfiled, me fui a tomarme un helado -aun sigo en la búsqueda del de avellana, pero no lo encuentro por ningun lado-. Yo realmente estaba leyendo a orillas del Támesis con el sol en mi cara y el viento rozando mi flequillo y justo estaba (¡¡spoilers!!) en la parte del primer beso de Katniss y Peeta, asi que me sentía digamos "propensa al amor" pero aunque estaba concentrada en la lectura no pude evitar ver a la nueva pareja que se sentó a 50 centímetros de mi -maldita manía de poner las mesas tan juntas-. Bueno pues tal cual yo también escucho conversaciones ajenas en el metro me empecé a sentir parte del momento. Del primer momento:

- Eres mucho más guapa que en la foto de perfil -aqui fue cuando mencionó el portal-.
- ¿Entonces tu familia es italiana?
- ¿Comes carne?
- Jijiji jajajaja jujujuju
- Me está encantando conocerte.
- ¿Cuál es tu ciudad favorita?
- Y... ¿en qué decías que trabajabas?
- Jijiji jajajaja jujujuju
- Tienes unas manos preciosas.
- ¿Vas al gimnasio? -¡La chica hacía Zumba!-
- Jijiji jajajaja jujujuju

Y asi sucesivamente. Cuando yo ya estaba mirando el reloj porque había quedado en media hora me encontré a mi misma susurrando mentamente "bésala, bésala". Es ahora o nunca. Esos momentos de silencios. Esa primera vez en la que como no os conocéis de nada, ¡podéis hablar de todo! Ella le miraba, sonreís y bajaba la cabeza. Él, inseguro, la miraba los labios. Yo, me reía y seguía mirando el libro. A veces no podía evitarlo y me reia con sus gracias. Ellos me miraban pero seguidamente pasaban de mi -¡obviamente!- y volvian a su mundo.

Y ahi estaba yo, recogiendo mi libro, mi móvil, el bolso y las gafas de sol cuando él, de repente, cogió su mano y la besó! Woooow ¡beso! ¡beso! ¡beso! Yo me fui sonriendo y ella apoyó su cabeza sobre la suya. ¿Pueden ser más románticos estos ingleses?


PD Esta foto me recuerda que dos días después más de 700 pasajeros se quedaron atrapados en la linea del metro Jubilee y se les han sido reembolsados 40 pounds por las molestias. No se qué me parece más curioso, si con un metro con tantos problemas, por una vez decidan compensar a los viajeros o que a una ciudad con un metro tan viejo, caro y poco efectivo le hayan dado unos olímpicos...

3 comentarios:

MARÍA J.GC dijo...

Ohhh, extremadamente tierno (como tú ;)) lo de la pareja no lo del metro jejeje

Rufus dijo...

Yo también puedo dar fe de que esa página funciona. Eso sí, lo de encontrar el amor ya son palabras mayores...

Anónimo dijo...

Tu está mahara

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.