martes, 31 de julio de 2012

Mi respuesta a Enrique Dans


Enrique, no te haces una idea de lo que me ha gustado tu post y de lo que he aprendido leyéndolo y ahora, si me permites, una reflexión desde el otro punto de vista, las agencias.

Está claro que hay no hay una técnica ni una estrategia "normalizada u oficializada" en esto de establecer relaciones con bloggers porque los que ya sois considerados unos gurús de la materia, os han puesto el sobrenombre de influencers casi sin buscarlo, simplemente os lo habéis ganado a pulso. En un espacio en el que los medios de comunicación pierden cada día más su veracidad, su influencia en el lector y el interés de la masa, llegan lentamente los bloggers, cada uno imponiendo sus normas, su ritmo de actualización, su experiencia propia, simplemente compartiendo su conocimiento y sin esperar nada a cambio más que el interés de sus seguidores. ¿Por qué generáis interés en las agencias? Llámalo win-win, llámanos interesados, como quieras, el tema es que como yo lo veo, jugamos un papel de socios de nuestros clientes donde nuestro objetivo -entre otros- es posicionar su marca entre su público objetivo y ¡ups! ese público compra menos El Economista, la Quo, Estretegias de Inversión o la Cuore porque encuentra mejores contenidos, más actualizados y transparentes en los blogs generalistas, especializados, gratuitos y cercanos. Y sobre todo, porque "os cree más a vosotros", los bloggers de referencia -o como lo quieras llamar- que a medios que se deben a los que pagan la publi y a los que hacen los ERES.

He leído en mil y una ocasiones eso de "Los errores que comenten las agencias cuando contactan con los bloggers" y sucedáneos y la verdad es que desde mi experiencia de varios años en PR, te aseguro que he contactado con bloggers de todo tipo, importantes, novatos, generalistas, especializados, y de todo hay en la viña del señor:

1. ¿Y qué me ofreces a cambio? Consola y juegos gratis, viajes y hasta un seguro de coche me han llegado a pedir el mismo día que les contacté para proponerles mantener un contacto. No hacemos publicidad, trabajamos con información y si se da el caso de una relación fructífera, podemos ver de qué manera compensar el esfuerzo pero a priori, si te llamara para comprarte un espacio sería el comercial, no el de PR.

2. "Esta mierda de información no la publico ni aunque me pagues 1.000 euros". Literal. Este era un blog de temas de motor que no llegaba ni a mil visitas al mes. Yo siempre hago mis deberes antes de contactar a nadie, y sabía que había escrito entradas anteriores con información similar a la que yo quería compartir con él. Me llevé un mal rato, pero es lo que tiene esta profesión que, como en todas, hay buenos y malos días y contestaciones de este tipo, tuve alguna más. Si, señores bloggers, a nosotros también nos gustaría publicar primicias y exclusivas diarias pero ¿es eso lo que encontramos en la prensa? A veces queremos enviar informaciones simplemente como percha para algo más, o como complemento a noticias anteriores, no siempre nuestra intención es ser contraportada y foto...

3. Copio y pego y... ni las gracias. Si tuviera una moneda de 2 euros por cada vez que en un blog (o en un medio de comunicación) alguien ha cortado y pegado informaciones de mi cliente sin mencionar ni la marca ni la fuente, ahora mi madre tendría su colección de lecheras y moneditas a rebosar. En España, en muchos casos, no hay respeto por el trabajo del relaciones públicas, y este tipo de hechos no ayudan. Hay blogs que te comentan si "me puedes preparar algo relacionado con la evolución del ahorro de los hogares españoles en la última década" y cuando se lo envías después de contrastar mil fuentes, corroborar las informaciones con tus clientes, preparar quotes, actualizarlo y hasta compararlo con otros países, resulta que en el blog aparece reproducido el mismo texto sin una sola mención a la fuente, ya no pido un link, que sería de agradecer, ni siquiera que se ponga el logo, pero un poco de respeto por el autor pues mira, sí.

Y luego está el cliente. Ese que sigue prefiriendo salir en print pero sabe que necesita estar en soportes online, ese que no entiende que un blogger no va a estar escribiendo diariamente sobre su marca porque su marca no es lo único en el mundo y que a veces pensamos que con invitarle a un par de eventos o mandarle unos tockens ya nos lo tenemos ganado. Sí, existe ese cliente. Todas las partes tenemos que adaptarnos a esta nueva e interesante situación. La fuerza de la relación según mi experiencia es multidisciplinar y prolongada en el tiempo y depende del cliente y del blogger pero sobre todo, depende de una estrategia en social media que sé que en algunos casos está por definir en muchas marcas y de ahí surge a veces el problema, de ese "llamo para tantear" o "para ver por dónde sale", pero no es lo común -o al menos no es lo deseable-.

De antemano pido disculpas por esos malentendidos, ese "no saber el terreno que se pisa" pero también exijo humanidad y respeto y sobre todo, normalidad. A priori, si tú tienes un blog de cocina y yo tengo un cliente con un nuevo pan de molde, tenemos algo en común, podemos ser amigos, socios, te puedo patrocinar un post y tú puedes venir a mi fiesta, puedes hacer tu receta con mi pan y sacar una foto en tu portada, hacer que fluya la relación entre marca y blogger es posible. Las agencias no son las malas y los bloggers las víctimas. Ya lo decía Bruce Lee: "Water can flow, or it can crash. Be water my friend".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que en este mundo de los "blogueros convertidos en periodistas" nadie lo ha hecho mejor que los de VIAJES.

Ya nadie se va a una agencia a contratar un pack de vacaciones, no te compras la traveler ni ninguna otra revista de viajes para planear un par de vacaciones al año y alguna que otra escapada, por eso los blogs de viajes son lo que mejor han sabido aprovecharlo y las marcas van muy por delante, hacen viajes con ellos, les miman y les enseñan los destinos igual que a los de las revistas, sólo que éstos, son bastante más AGRADECIDOS.

He trabajado en revistas donde el contenido de reportajes completos de Perú o Canadá viene redactado completamente por la agencia ¿¿¿???

No digo que en todos los sectores vaya a pasar como en viajes, supongo que como todo se irá imponiendo un sistema donde estén los 10 blogs del top que haya que ir renovando cada cierto tiempo, pero si es a lo que se tiende, a menos contenido de prensa enlatado y más aventurilla con videos currados y experiencias más personales.

Aun asi, gracias a Enrique y a ti, estos temas de conversación se van normalizando y a los periodistas de muchos medios se les han BAJADO LOS HUMOS, ya no son tan imprescindibles.

Luis Hernández

SilviA dijo...

Es cierto Luis, hace años que los bloggers y los foros de viajes influyen bastante en la decisión de compra final de cualquier viajero y es obvio que las empresas que están al día intentan tenerlos como aliados.

Es muy muy buen ejemplo. Quizás viajes y tecnología sean de los sectores más adelantados en este aspecto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.