jueves, 25 de octubre de 2012

(...) "deseé por un momento que todos los jefes del mundo asistieran a aquella charla"

Ayer fue uno de esos días 360 en el que aprovechas cada minuto, eres eficiente, curioso, atento, conoces gente y estás con amigos, descubres algo nuevo y asientas viejos conocimientos. Un día de esos que me gustan a mi. Fundamentalmente dos fueros los motivos, como casi siempre inesperados, que dieron un giro a mi día o como diría Danet, que crujieron mi tarde.

Primero fui al Instituto de Empresa a un encuentro de networking de estos que tanto me encantan (IE Speaker Series). Gente espabilada, conocimiento e ideas en el aire, conversaciones siempre interesantes y un guía de primera: el crack de Berto Pena. Empezamos tarde. "Llueve y esto es España" (se excusaron). ¿Cómo? Y los que hemos llegado puntuales ¿somos somalíes? A los 15 minutos empieza OE a hablar, eran los promotores del proyecto y les tocaba la parte un poco "fea" de darse a conocer y venderse. La idea era buena, pero yo ya estaba un poco cruzada así que me dio por apuntarme fallos del ponente (pobre hombre). Hasta 15 minutos después de empezar a hablar no descubrí que ellos eran Entrepreneurs Organization, una institución sin ánimo de lucro que reúne a emprendedores de todo el mundo para ayudarse mutuamente, una especie de club social sólo para pensantes y cracks. La idea me pareció genial (se lo tengo que decir a mi cuñado, pensé). Pero nunca supe el nombre del chico. ¿Cómo puede un ponente empezar a hablar y no decir ni su nombre ni quién es ni por qué habla representando a "esa empresa"? Veo faltas de ortografía en la presentación. En la parte en inglés: letras que se cuelan. ¿Nadie se relee las diapositivas? Cuando me estaba empezando a autocabrear y me sentía engañada, porque yo venía a ver a Berto, se despide. Bien.

berto penaAparece Berto con una presentación decente, cuidada, con sus tiempos, ready for the audience y con un tono menos comercial y capta nuestra atención al segundo. "Reinicia tu productividad", titulaba. Un título un poco flojo para todas las claves que nos mostró después sobre el trabajo inteligente, la cultura de la urgencia, la productividad personal, la diferencia entre el meaningful work y el fake work y otras perlas que se me quedaron grabadas a fuego. A veces parecen obviedades pero casi siempre olvidamos cómo trabajar bien porque después de todo, nadie nos enseña, nos forman y cuando llegas a una empresa descubres qué es trabajar. Deseé en muchos momentos que todos los jefes del mundo asistieran a aquella charla: "como profesional te miden por lo que eres y aportas, no por las horas que metes". Ojalá esta afirmación fuera cierta en España, el trabajo por objetivos tristemente está a años luz de nuestras sillas calientes y síndromes de "lápices caídos".

No me puedo quedar al cóctel porque quería ir con Meri al aniversario de eBay, que cumple 10 años en España y los de Edelman se habían montado una fiesta muy molona -con Yre y Cris a la cabeza- y también me apetecía ver a la gente, tomar unas copitas y terminar bien el día. Y así fue. Con Mario Vaquerizo a los mandos, un ambiente cuidado, un catering ligerito y una pasarela rojo pasión, comenzó la presentación de la fiesta como colofón de un día grande. Había que corroborar que eBay no es compra-venta de segunda mano, sino que es mucho más, moda, tecnología, tendencia. Vamos, que había que  reposicionar a la marca, ponerla al día y lo están haciendo con mucho estilo y trabajo duro. 

Meri: quiero una foto con Mario. 
Yo: tú tranquila que se le ve muy dispuesto.

silvia movellan


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué fluidez de escritura! Me ha gustado mucho. La pena que no pude ir a lo primero :-(
Pero también tuve un día muy productivo, que no pudo acabar de mejor manera.

PD: Y estaba dispuesto, sí. Conseguimos las fotos.

Meri.

Provincianas dijo...

Muy fan

Itzieuk dijo...

Yo soy de las que piensa que eres una de las personas más pulcras y ordenadas y que mejor emplea su tiempo cuando trabaja. Ese curso deberías impartirlo tú.
De tu mesa, sin embargo, no pienso decir nada... :-)

Silvia -Una Fan Incondicional- dijo...

cada uno tenemos nuestras fortalezas y debilidades, pero nada mejor que detectarlas y atacar para desarrollar unas y eliminar otras! Y si, mi mesa de trabajo es un desastre, pero PUEDO concentrarme con lucecitas, musiquitas y montones de cosas alrededor, jejeje

Provincianas dijo...

En realidad, estoy pensando, muy pocos son los jefes que se molestan en formarse, aprender o mejorar su labor.
Así estamos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.