miércoles, 10 de abril de 2013

El empleado como protagonista de la publicidad de la marca

Y no es una tendencia local, sino global, claro que con muy diferentes estilos. Lo venía pensando estas últimas semanas: con lo mal que muchas empresas tratan a los empleados ¿cómo van a conseguir que estos evangelicen de alguna manera hacia el exterior? Por no hablar de realizar su trabajo con solvencia etc etc etc. Pienso en TeleMadrid y me imagino que muchos de los que aun quedan trabajando allí (es decir, programando antiguas películas del oeste) cuando llegan a casa probablemente tengan desintonizado el canal para siempre.

Pero en la jauría de la crisis, la competencia desleal y los márgenes ajustados hay marcas que están apostando por el core del negocio: los empleados. La importancia de la motivación de sus trabajadores, la formación, la lealtad, la mejora de la productividad, la flexibilidad... si las personas son lo más importante de la empresa lo suyo es comenzar por los empleados, hacerlos partícipes para que vivan la experiencia de la marca como algo integrador, una suma. Como indica Isidro Fainé, presidente de CaixaBank, “liderar es una cuestión de confianza, de libertad, de vivir en la verdad. Lo importante es tener un proyecto y hacer partícipes del mismo a tus colaboradores, que tienen todo el derecho del mundo a saber para qué trabajan, no constreñirles”. 

Obviamente en el otro corner están las empresas que saben retener el talento, aumentar la productividad del trabajador y reconocen que apostar por gestionar eficazmente el capital humano es lo que da valor a la compañía. Pero pongámoslo en publicidad. Observando la tendencia de algunas marcas que en tiempos de crisis especialmente se diferencia y no sólo valoran y cuidan a sus empleados, sino que los llevan a protagonizar campañas de publicidad de la marca. Dos ejemplos nacionales y dos internacionales y lo demás queda para la reflexión interior. ¿Cómo vas a conseguir fans entre tu público objetivo si ni tus propios trabajadores te creen?

Ejemplo 1: Virgin
La compañía es vivo ejemplo en esta campaña de los importantes y únicos que son sus trabajadores. Tanto, que los considera héroes. Muy hollywoodiense todo, pero funciona.
"Nacieron diferentes, con dones especiales y talentos extraordinarios"

Ejemplo 2: Heineken
Este es más especial si cabe porque buscan el candidato idóneo desde fuera, luego para entrar tienes que tener ese algo. Una campaña fantástica con una viralidad brutal y más de 3,5 millones de reproducciones en Youtube.


Ejemplo 3. La Cocinera
Soy tan fan de sus croquetas que han empezado a gustarme más que las de mi madre. Soy hard target de precocinados, aditivos y sencillez. Aqui la protagonista es la familia.
"Somos una familia muy orgullosa de nuestro trabajo"
"Estoy no es sólo una fábrica"
"Somos una familia que también se preocupa de la tuya"


Ejemplo 4: Balay
Más de lo mismo pero en este caso poniendo nombres a los trabajadores, uno a uno, y a las familias que llevan varias generaciones fabricando lavavajillas: Carlos, Luis. 
"En Balay tenemos un compromiso, con nuestra gente y contigo".




3 comentarios:

Anónimo dijo...

Anda que no hay diferencia entre el producto nacional y los de Heineken y Virgin...

Anónimo dijo...

DIOS! sólo puedo decir que estamos a años luz de las mentes creativas de fuera! me encanta el de las aerolineas!

Silvia -Una Fan Incondicional- dijo...

Hola! la verdad es que son estilos muy diferentes, está claro, pero también es cierto que las marcas en concreto de las que hablamos quizás no permiten más riesgo, ¿o si?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.