martes, 9 de julio de 2013

DigitalWe: El #ROI es el #REY y la analítica la monarquía moderna

Hoy ha tenido lugar uno de esos encuentros refrescantes y útiles que en ocasiones se organizan en Madrid. ESADE y Territorio Creativo han unido sus fuerzas para traer a la vida un nuevo proyecto: 

#digitalWe

Este ha sido el primer workshop de un ciclo de jornadas teórico-prácticas sobre la empresa del siglo XXI, los nuevos modelos de negocio, las tecnologías 2.0 al servicio de la humanidad y otros temas que interesan a las empresas que quieren estar a la vanguardia de la realidad y el mercado de hoy en día. El tema de hoy: “El beneficio de la cultura digital en las empresas actuales” ha sido presentado por Rodolfo Carpintier y ha constado de tres talleres paralelos basados en:

  • Marketing y Ventas
  • Innovación
  • Estrategia
Algunas de las ideas más clarividentes surgen de las siempre inquisitivas preguntas de Carpintier (fundador de DAD) y se basan en la idea, que ya nos ha quedado clarísima, de que vivimos en un nuevo paradigma, el del siglo XXI, y que esta crisis es sólo el aperitivo de un nuevo ciclo que ha llegado para quedarse con lo que, cuanto antes nos adaptemos, mejor soportaremos los golpes (the sooner the better, como siempre en el mundo de los negocios). La adaptación a los nuevos paradigmas es necesaria, pero como menciona Carpintier, estamos en un momento en el que nosotros mismos podemos ser creadores de nuevos segmentos, diferentes categorías y paradigmas desconocidos, estamos ante una nueva revolución industrial: la digital. Vivimos en la economía del intangible y lo que ocurra en los próximos 5 años probablemente sea mucho más sorprendente y abrumador como lo que ha ocurrido en estas últimas décadas. Algunos de los puntos que Carpintier destacó pasan por algo que se está diciendo mucho últimamente: conocernos bien a nosotros mismos y a nuestro negocio para salir a conquistar el mundo. Pero hay más:
  • Si tienes 25 clientes, no tienes ninguno. En las empresas del siglo XXI no sabemos quiénes son nuestros competidores. Caso ESADE: alumnos como grupo de presión movilizador en favor de la empresa: "si tu empleado nunca tuitea sobre las actividades de tu empresa para generar visibilidad y mejorar el posicionamiento, no te fíes de su compromiso".
  • Tenemos que ser efectivos en costes, en Internet se fomenta la idea de "seguir lo gratis" (ejemplo Wired)
  • Generación de redes potentes: la importancia de "tener contento" al equipo dentro de una compañía (ejemplo Microsoft)
  • Responsables claros: en la empresa hay que identificar quién es el responsable de qué para saber dónde meter tijera o incentivo, cambios o formación.
  • Oscurantismo: atrás quedaron esas empresas del siglo XIX que subsistieron en el siglo XX, no se trata de que los jefes tomen decisiones y manden deberes a una horda de ejecutivos. Dentro de la empresa se deben de compartir las decisiones en varios niveles para que se obtengan sinergias y diferentes puntos de vista. Esto no es un colegio.
  • Objetivos medibles: aquí apareció de nuevo la diosa de la analítica (siempre tengo presente a @sorprendida), que más tarde mencionó Jaime Castelló (@jaimeESADE) cuando contaba que hemos pasado del Don Draper al Doctor Sheldom Cooper (del MAD MEN al MATH MEN).
  • Incentivos acordes: en los nuevos modelos de negocio no tiene cabida ni el presentismo ni el enchufismo, hay tantos incentivos como colaboradores tenga tu empresa. Flexibilidad.
Foto cortesía de @j10perez
El taller al que yo acudí fue sobre innovación, con Xavier Busquets (ESADE) y Francisco González (Territorio Creativo) y fue revelador. En este tipo de encuentros los casos prácticos de última hora suelen superar la ficción, el globo con WIFI de Google que puede viajar a la estratosfera, las áreas de fibra óptica con internet gratuito en Kansas, los sistemas de pago en Kenia... el mundo va mucho más rápido que nosotros mismos y gracias a la tecnología, que actúa como palanca, la innovación se multiplica y la inmediatez es una fortaleza.

En este taller vimos la importancia del producto y de dar sentido a lo que hacemos, basado en la idea de que cada vez más tenemos que ofrecer una propuesta de valor para diferentes actores del ecosistema. Los círculos de feedback positivo y, como ya ha aparecido en el blog en otras ocasiones, atacar al consumidor conociendo cómo actúa y cómo se relaciona con su entorno (y con las marcas).

¿Entonces? Según lo visto cabe preguntarse si sólo quedan dos salidas ¿eres muy innovador o eres muy barato?







2 comentarios:

Javier dijo...

Muy interesante, hay que reinventarse constantemente para llamar la atención, nadie quiere ser barato!

Silvia -Una Fan Incondicional- dijo...

y para ser barato tienes que tener los costes muy ajustados y un gran volumen pero, a la larga, cualquiera puede competir contigo en esa "ventaja" competitiva

gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.