jueves, 28 de noviembre de 2013

Si eres la persona más inteligente de tu empresa...

... estás en la empresa equivocada.

Al menos eso es lo que dice una frase de autor desconocido, que nos invita a pensar que lo verdaderamente útil e inteligente es tratar de estar NO en empresas grandes, pero si en lugares con proyección, que intentan atraer y retener el talento, pues serán estas las que salgan victoriosas y fortalecidas de la crisis.
formacion interna

Y es que ya sabes lo que dicen, innovar no es tener una gran idea, sino darle vida y ver qué eres capaz de hacer con ella, lo cierto es que una de las barreras más importantes que ofrecen las empresas a las buenas ideas (o ideas disruptivas) son los jefes. Hay empresas, como Gore Tex, que destierran la idea de tener "jefes", o al menos la antigua acepción que se refiere a la persona que frena tus impulsos y dice no a tus propuestas, y que también es puerta para aumento de salarios, y ventana para posibles ascensos. Una persona ha de ser capaz de crecer en función de sus competencias y de lo que puede aportar al proyecto, y no en base a la "opinión" que el jefe tenga de ésta.

Cada vez más los departamentos de recursos humanos tienen complicada la tarea de encontrar el perfil adecuado, con más de 2.000 candidaturas por oferta es normal que quien pase el filtro sea alguien conocido desde dentro y que pueda aportar alguna referencia. Y es que la realidad nos muestra que incorporar a alguien nuevo a la plantilla está ascendiendo a la relevancia de contar con un socio: ¿con quién montarías un negocio? ¿en quién estás dispuesto a delegar tus funciones?

Las diferentes estrategias de marketing hablan un poco de eso, de que los compromisos de ambas partes han de estar alineados, el nuevo ha de apostar por tu idea y defenderla como propia. Ha de aportar competencias que no se encuentran dentro, y esto es muy importante porque a veces las empresas buscan replicar lo que ya tienen cuando alguien abandona el puesto o incluso mejorarlo, pero descuidan el valor añadido que puede aportar una experiencia diferente con una visión más amplia. Cualidades de empresario, cada vez más ésta es una de las características imprescindibles, traducida con un "orientado a resultados" que en época de crisis convierten en transversal cualquier actividad de la empresa que apoye a las ventas.

Con lo que en este punto nos encontramos una curiosa controversia, si estás buscando trabajo y no tienes contactos influyentes (o haces networking efectivo, algo sumamente complicado) la posibilidad si quiera de llegar a realizar una entrevista en un puesto donde podrías encajar se reduce a porcentajes insólitamente bajos, las compañías cuentan con aquellos perfiles "baratos" o con referencias cercanas (primo de, sobrina de) y la calidad del desempeño baja. Esto obviamente no sucede en todos los casos, hay compañías que invierten en los procesos de selección muchos recursos, algo que de nuevo revierte en el engranaje de la compañía, son activos que suman al total del esfuerzo y son consistentes con la estrategia de marca.

En pocos años veremos cómo acaba todo esto, y cómo algunas de las decisiones empresariales tomadas hoy, determinarán el futuro de las empresas del mañana.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.